Voraz y melancólico es una historia de amor atravesada por la leyenda del hombre lobo y las costumbres locales.  La Rubia (Micaela Rey), hija del comisario, escapa de la ciudad a la celebración de la Fiesta de la Yerba en un desconocido pueblo de nuestro país. Ella tiene un objetivo: conseguir el puesto de Reina en el concurso de belleza. En el camino conocerá al Lobo (Ignacio Torres), habitante de aquel pueblo, séptimo hijo varón, conflictuado con su cuerpo y la posibilidad de transformarse en cualquier momento.

Con la sutileza del cuento infantil, Toto Castiñeiras nos presenta una obra compuesta de dualidades que trastocan la narración romántica tradicional. La Rubia es una protagonista femenina que, en contraste con los vestidos de tul aniñados, demuestra tener el deseo a flor de piel, sea sexual (El Lobo) o como logro personal (ser reina de belleza). El costado salvaje de La Rubia se complementa con el del Lobo, pero este lo oculta y teme que aparezca. Esta duplicidad entre lo inocente y lo salvaje, lo masculino y lo femenino, lo melancólico y lo voraz, es un juego que se presenta de forma complementaria entre personajes, pero también en cada uno de ellos; púberes, en transición de la niñez a la adolescencia, transitan los miedos personales, el despertar sexual, el amor romántico y se descubren en su contradicción -interna y externa.

El Niño (Santiago García Ibañez), un tercer personaje que además de musicalizar la historia, oficia de narrador, voz de la conciencia e incluso como representante de aquella sociedad que se interpone en sus búsquedas. Provisto de un bombo y una guitarra, introduce ritmos folklóricos, cumbia y canciones románticas. Estos ritmos e instrumentos aparecen conjugados con la peña y las festividades tradicionales para darle el toque autóctono que caracteriza otras obras de Castiñeiras, como las recientes Gurisa y Orillera. Las danzas folklóricas aquí forman parte de un trabajo físico relacionado al clown, propio del director (clown histórico del aclamado Cirque du Soleil) y que se destaca por la habilidad de estos tres actores de desplazarse velozmente encima de una pequeña tarima durante toda la puesta.

Voraz y melancólico es una historia que hacemos propia por ser una historia de amor, pero también por aquellos detalles que remiten a nuestra vida cotidiana, como poner la pava para atravesar la espera compartiendo unos mates. Una historia de amor entre un hombre lobo aterrorizado de la luna y de una mujer loba, sin miedo a los condicionamientos sociales.


Ficha Técnica

Dramaturgia y dirección: Toto Castiñeiras / Diseño de vestuario: Daniela Taiana / Actúan: Micaela Rey, Santiago Ibañez García, Ignacio Torres / Diseño de luces: Alejandro Le Roux / Asistencia de dirección: Rocío García Loza / Fotografía: Lucas Schlott / Pelucas: María Eugenia Palafox / Diseño de escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez / Música: Juan Ignacio Bianco / Entrenamiento Corporal: Diego Rosental / Producción Ejecutiva: Rocío Gómez Cantero.

Nün Teatro Bar (Juan Ramírez de Velazco 419)

Funciones: Jueves 21 hs