OTRO DÍA ROJO

“Los celulares ayudan a estar conectados a los que están a distancia. Los celulares permiten a los que se conectan… mantenerse a distancia.” Z. Bauman

 

 La oscuridad nos inunda. De a poco voces, marcadas por luces, van surgiendo de la penumbra de forma intermitente. Vemos al portador de cada voz iluminado por la pantalla de su celular. Distintas historias y deseos aparecen de los mensajes que se verbalizan. El silencio se va inundando de distintos testimonios.

 Termina la escena y pasamos a la siguiente, un fragmento de Los Miserables de Victor Hugo, una danza acompañada de luces que se prenden y apagan velozmente al son del hip hop, un teatro de sombras donde los cuerpos se van superponiendo generando un ambiente onírico, finalmente una fiesta y una coreografía marcada dan cierre a la obra.

 El tema, que aparece de forma fragmentada a lo largo de la obra es el amor, enamorarse cuesta mucho. La fragilidad de los vínculos humanos mediados por la virtualidad, la pregunta que surge es ¿qué pasaría si dejamos de estar conectados por un celular? ¿podríamos volver a relacionarnos?

 Una fiesta de disfraces a la que acude Mateo, una noche inquietante, imágenes surrealistas, el encuentro con un minion, un ángel y una declaración de amor. Vemos una sucesión de movimientos repetidos sin tomar conciencia de la acción que se realiza. El absurdo de la existencia y el sinsentido, ahora importa la autorreflexión. No vemos un personaje principal sino performers que interactúan entre sí y con el espectador, dialogando, sugiriendo una participación mediada por la tecnología.

 Sucesiones de imágenes donde predomina un fuerte individualismo y narcisismo, una necesidad de satisfacción inmediata. El Amor se presenta como mercancía, sólo tiene sentido en tanto satisface alguna necesidad.

 De repente, sin mediación de un celular, empezamos a ver lo que nos rodea. Varios personajes interpelan al público en una experiencia compartida más que transmitida. Percibimos en escena más energía que información, hay una polifonía de voces y simultaneidad en las acciones.

 Otro día rojo expone que en la era de la virtualidad más que relaciones lo que se busca son conexiones. Las relaciones mediadas por la tecnología se convierten en modelo de las relaciones de la vida real donde “la muerte no es más que un simple cambio de emisión”.

 


Ficha Técnica

Intérpretes: Juan Alvarez Ferrario, Gabriela Basin, Cary Bemba Lupe, Maru Boggio, Julia Ceriale, Maximiliano De Zan, Paloma Gonzalez, Max Nepeta, Tamara Septier, Martin Silva/ Realización escenográfica: Rosario Galano, Julia Pichi / Diseño de luces: Joel Drut / Fotografía: Sol Schiller / Diseño gráfico: Gabriela Basin / Asesoramiento de vestuario: Cecilia Cotognini / Prensa: CorreyDile Prensa / Asistencia de dirección: Ana Pellegrini / Producción: Otrodíarojo / Movimiento: Juan Alvarez Ferrario, Tamara Septier /Dirección y dramaturgia: Joel Drut / Colaboración autoral: Juan Alvarez Ferrario, Gabriela Basin, Cary Bemba Lupe, Maru Boggio, Julia Ceriale, Maximiliano De Zan, Paloma Gonzalez, Max Nepeta, Tamara Septier, Martin Silva.

Espacio: Teatro Granate. Álvarez Thomas 1529, CABA /Funciones: Viernes – 23hs –/Entrada general: $200.