Mocha de Francisco Quiñones Cuartas y Rayan Hindi

 Mocha es, ante todo, un documental contado por la comunidad trans que pide legitimar sus derechos a través de relatos vivenciales que dejan en evidencia la injusticia y la discriminación por parte del Estado.

 Está filmado en el Mocha Celis, un bachillerato trans ubicado en el barrio de Chacarita, que lleva ese nombre en homenaje a Mocha, una travesti tucumana que se prostituía en la zona de Flores, y que fue muerta de tres tiros en los ’90 por un policía que ya la había amenazado en varias ocasiones. Ella no sabía leer ni escribir, y justamente ante la necesidad de desear un destino distinto para sus pares y que nadie vuelva a terminar como ella, se crea el instituto con su apodo.

 La situación de Mocha es la de muchas mujeres y hombres trans que históricamente fueron excluidas/os de las instituciones escolares y de la vida en general, sufriendo todo tipo de abuso, desalojo, maltrato e incluso la muerte. Una comunidad que fue silenciada e ignorada, con sus derechos corrompidos, pero que, gracias a la lucha constante y a denuncias de esta índole, comenzó a ser escuchada. La situación que llegó para cambiar un poco el panorama fue la sanción de la Ley de Identidad de Género en 2012; pero la lucha continúa cada día y todavía queda muchísimo por hacer.

 Mocha retrata la transformación de esta comunidad, quien, a partir de la posibilidad de acudir a este instituto con formación de bachiller, comienza a experimentar sentimientos de inclusión, de apertura hacia el mundo institucional formal. Una comunidad que comienza a soñar con “qué quiere ser”, y de esta forma salir de la violencia de las calles y del maltrato – sobre todo – estatal.

 Este documental es una creación colectiva del Bachillerato Popular Travesti-Trans Mocha Celis dirigida por Francisco Quiñones Cuartas y Rayan Hindi, y son los propios/as hombres y mujeres trans quienes se ocupan de realizarlo, a partir de las herramientas recibidas en el bachiller. A mi entender, debe juzgarse el contenido por sobre la calidad técnica y la producción. En algunos testimonios encontré ciertas fallas técnicas, como ruidos en segundo plano que dificultan la escucha, algo importante ya que “lo que se dice”, ese relato vivencial de cada persona, es lo que le da sentido a Mocha.

 Mocha es el reflejo de una lucha mucho mayor y de un logro, ya que Mocha Celis logra ser la primera institución que alberga a la comunidad trans en el mundo (aunque también admite a otros géneros) que busca legitimar sus derechos, y que deben ser los mismos que los de cualquier persona, porque todos somos humanos con las mismas necesidades y derechos.

 Este documental comenzó a realizarse en el 2014, y combina un relato descriptivo por un lado y ficcional por el otro, con representaciones de escenas que corresponden a las situaciones vividas por integrantes de la comunidad trans durante sus vidas. En este punto, me pareció mucho más real el relato crudo que la actuación en sí misma, tal vez un poco fingida -y según mi criterio- con mayores posibilidades de profundización ya que podría calar más hondo en los detalles de esas historias de exclusión y silenciamiento. Pero retomando lo que comentaba anteriormente, lo más interesante es el contenido, lo que se dice y la posibilidad de acercar a toda la comunidad a conocer esta otra realidad que muchos ignoramos, justamente porque siempre hubo personas que se encargaron de que así fuera.

 En definitiva, Mocha es la mirada de la comunidad trans, por primera vez representada por ellos mismos, quienes visibilizan una cara distinta a la que siempre obtuvimos a través de los medios de comunicación, una visión por supuesto sesgada y discriminadora. Y lo más valioso en toda esta cuestión, es que además de hablar de sí mismos/as desde la verdadera experiencia vivencial, la comunidad trans que habita el Mocha Celis abre una nueva oportunidad: la de ser imitada por otros colectivos educativos, sociales y laborales, un punto de partida para empezar a incluir a los distintos colectivos que conforman a nuestra sociedad.

 Mocha ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival Asterisco 2018, y el mismo premio en el Rio Festival de Gênero & Sexualidade no Cinema de Río de Janeiro. Además, fue seleccionada para competir en el 34° Festival Internacional de Cine de Guadalajara (del 8 al 15 de marzo) por el Premio Maguey que premia lo mejor del cine LGTBQ del mundo.

 Se estrenará el domingo 10 de febrero en el MALBA (Av. Pres. Figueroa Alcorta 3415), y continuará todos los domingos a las 18 horas (domingo 17 y 24 de febrero; y 3 de marzo).


FICHA TÉCNICA

MOCHA (Argentina, 2017)

Género: Documental / SAM13 Distribución: Neko Distribución / Dirección Francisco Quiñones Cuartas y Rayan Hindi / Guión Estudiantes del Bachillerato Popular Trans Mocha Celis / Compañía Productora Groncho / Producción Rocío Pichirili / Dirección de Fotografía y Cámara Sandra Grossi y Ariel Contini / Gaffer: Michel Steinberg / Asistente de Producción Juan Manuel Mazzano /Dirección de arte, vestuario y maquillaje: María Belén De La Vega / Edición Rocío Caliri / Corrección de Color Leandro Motta / Musicalización: TOYBOY/ Postproducción de sonido: Gino Gelsi / Diseño gráfico: Martín Gorricho / Animación Santiago Bugni.