Por Fran Salas

De la oscuridad brota, casi como un fantasma de la venganza, Ricardo, el menor de tres hermanos propietarios de una fundidora de metales. Ricardo es un joven particular por su astucia y sus rasgos físicos dado que posee una deformidad que lo ubica en el escalafón más bajo de esta tríada de parientes.

Los hermanos León (Martín Gallo), Leto (Augusto Ghirardelli) y, sobre todo, la excelente creación e interpretación de Ricardo (Julián Ponce Campos) son el alma de esta obra basado en Ricardo III de William Shakespeare, sobre la que está inspirada la historia que se cuenta cada sábado a las 20hs en el Espacio Callejón.

El elenco lo completan Sofía Nemirovsky como Lara, la hija del antiguo dueño dispuesta a comprar la propiedad; Mariana Mayoraz en el papel de Eli, madre de los hijos de León y; Bucky, el detective, interpretado por Matías Pellegrini Sánchez, socio clave de Ricardo en el laberinto que arma para ver caer a sus hermanos, a sangre fría, con todo lo que eso implique.

Pero nos sólo los intérpretes ayudan a contar esta historia, el excelente uso del espacio, los recursos para los golpes de ilusión, una escenografía justa y necesaria para no caer en las tentaciones de este tipo de espacios tan abarrotados, un vestuario que nos hace entrar en la vida de los personajes y una dirección que está en cada detalle de la obra por Nelson Valente e Ignacio Gómez Bustamante.


Ficha técnica

Dramaturgia: Mariano Saba / Actúan: Martin Gallo, Augusto Ghirardelli, Mariana Mayoraz, Sofia Nemirovsky, Matias Pellegrini Sanchez, Julian Ponce Campos / Vestuario: Betiana Temkin / Escultura: Carlo Pelella / Diseño de escenografía: Micaela Sleigh / Realización escenográfica: Taller Metal Creativo, Jorge Barneau, Joan Bekerman, Ramiro Pérez Morbelli / Diseño De Iluminación: Leandro Crocco / Diseño gráfico: Javier Pane / Asistencia de escenografía: Pipo Manzioni  Asistencia de dirección: Pipo Manzioni / Producción ejecutiva: Jimena Morrone / Producción general: Upa Producciones / Dirección: Ignacio Gómez Bustamante, Nelson Valente.