La desconfianza del dictador

 Basada en el curioso hecho histórico de las mujeres catadoras de alimento de Hitler, la obra gira en torno a dos mujeres que deben probar la comida del dictador que teme ser envenenado por sus enemigos.

 Al ingresar a la sala nos encontramos una platea dividida en 3 sectores rodeando el escenario. Las actrices ya están en su posición, aguardando el comienzo de la obra. El sonido de un gong lo anunciará.

 La trama se devela rápidamente, el encierro de las hermanas tiene un único propósito, probar la comida del líder. En un plazo de dos minutos deberán ingerir lo que aparezca en las bandejas. Él desconfía de todos.

 Dos hermanas que son vigiladas y sometidas detrás de un vidrio espejado. Nora recurre a sus más profundas fantasías, Margot pasa sus días con resignación. La convivencia se torna difícil, el encierro expone sus mayores miserias y sus más ocultos deseos.

 El temor a la muerte ronda constantemente, esperando que el cuerpo no presente síntomas de envenenamiento y así poder continuar otro día más con vida. La comida nunca es suficiente, para exponerse a tal suplicio el hambre debe estar siempre presente. Nada es más fuerte que el hambre salvo la muerte.

 La oscuridad que inunda el espacio transmite una sensación de encierro, un ambiente claustrofóbico que se irá acentuando con el correr del tiempo.

 El escenario despojado de elementos, solo las luces de neón demarcan el espacio donde se desarrollará la acción. Iluminación que forma un cuadrado en el fondo y continúa en el suelo, detrás un vidrio espejado y una ranura por donde saldrán bandejas con comida. Dos colchonetas completan la escena.

 La decadencia de un líder, la esperanza de una revolución que se avecina. El encierro las mantiene aisladas, cualquier contacto con el exterior se vuelve indispensable. Un soldado idealista que lucha contra la imagen de su padre sigue de cerca todos los movimientos de Nora y Margot. La ansiedad por salir de aquel espacio oscuro y gris va creciendo a medida que pasan las horas, el encierro va dejando secuelas en sus mentes y cuerpos.

 Tres sujetos atravesados por relaciones de poder, su única posibilidad de vivir será fuera de ese sótano en aquel edificio estatal, que representa para ellos un lugar de máxima vulnerabilidad. Afuera, la revolución inunda las calles.


Ficha Técnica

Intérpretes: Fidel Cuello Vitale, Alejandra Hollender, Romina Moretto/ Diseño y Realización escenográfica: Omar EnrIquez, Natalia Byrne, Aureliano Gentile / Diseño de luces: Leandra Rodríguez / Diseño de vestuario: Daira Gentile / Voz en off y música original: Mariano Cossa / Diseño gráfico: Martín Lehman / Prensa: Silvina Pizarro/ Asistencia de dirección y producción ejecutiva: Melania Barreiros / Dirección: Rubens Correa/ Texto: Pedro Gundesen.

TEATRO DEL PUEBLO (Av Roque Sáenz Peña 943. CABA) / Funciones: Sábados- 21hs /Entrada general: $220 / Entradas: $250. / Funciones hasta el 04/08/2018.