Teatro Off Shore

“Escribir es casi como respirar, sino lo hago me aburro”

En esta oportunidad entrevistamos a Florencia Aroldi, dramaturga y escritora incansable, quien nos cuenta sobre su ciclo de obras Off Shore que se puede ver lo que resta de octubre y noviembre en el Teatro El Piso.

Hace poco tuvimos el placer de disfrutar de este ciclo de obras cortas y políticas en las que esta artista despliega toda su comicidad y visión de la realidad que nos invita a reflexionar sobre la coyuntura y sobre cómo nos relacionamos a partir de eso. Nos referimos a Ágape, La Mili y COTO, yo no te conozco.

Alerta Cultural: ¿Hace cuánto escribiste estas tres obras?

Florencia Aroldi: Ágape la escribí en 2016 para “Los pecados capitales”, un ciclo de teatro de obras breves. La Mili la escribí en 2017 en otro ciclo que también coordiné que se llamaba “Lo policial” en el Teatro Vera Vera. Y COTO, yo no te conozco, la escribí este año especialmente para este ciclo de teatro Off Shore.

AC: ¿Con qué temporalidad escribís?

FA: Escribir es casi como respirar, sino lo hago me aburro. Estoy todo el tiempo pensando en estructura dramática. Hablo con amigos, escucho una conversación en el subte. Desde el 2000 o antes que escribo continuamente obras breves y largas. En marzo edité el libro “Moliente conventillo” con Libros Disociados, y ahora acaba de salir “Celosía, teatro por cuartos 15/20” con la editorial Nueva Generación.

AC: ¿Qué importancia tiene lo político en tus historias?

FA: Lo político, en cuanto a lo ideológico -no partidario- tiene mucha importancia. Directa o indirectamente los personajes están inmersos en un contexto sociopolítico y cultural determinado, y eso habla de una mirada sobre el mundo que los rodea. Me gusta meterme con personajes que se llaman a sí mismos apolíticos y ponerlos a jugar en situaciones cotidianas bajo la hipótesis de: ¿podemos ser no políticos?

El accionar de los personajes es lo que revoluciona algo con lo cual están en desacuerdo o en resistencia. Nunca bajo línea. Cuando escribo, lo hago sobre aquello que no sé, sobre las preguntas. Intento que los personajes tengan su contradicción y su riqueza, por eso no son obras que cierran, sino que invitan a una reflexión profunda.

AC: ¿Cuánta importancia le das al feedback de los espectadores?

FA: Cuando estrené la primera obra sobre los signos del zodíaco, con Tatiana Santana como directora, me tocó virgo y escribí “Casta”, una obra con un humor fino y cerrado que lo entendíamos básicamente la directora, las actrices, el equipo técnico y yo. Dejaba afuera al espectador porque yo hacía mucho que no escribía y lo había perdido un poco de vista. La segunda obra a la que me convocaron fue con el signo de libra y escribí “Caprichosa”, y ahí senté en mi platea imaginaria a muchas personas más y tuve otra relación con el humor y la metáfora. Había una anécdota y empecé a ocuparme de la anécdota aquí y ahora, y el que quería ir a lo profundo, podía hacerlo. No pretendo que entiendan la obra de teatro porque una obra es un hecho artístico, polisémico que no tiene un único significado, pero sí tenerlo “entre”, como dice el maestro Mauricio Kartún, porque hay otros para quienes escribo. No escribo condicionada, porque es mi espectador potencial imaginario, pero en ese misterio que abre todo acto de comunicación -que es un milagro- intento no perder de vista al público.

AC: ¿Esperás la risa?, ¿La buscás?

FA: No intento lo gracioso, sino que profundizo en el humor. Escribo desde el humor, al cual llamo género grotesco moderno, es decir, el humor viene por la desesperación del conflicto que planteo. Al mismo tiempo, la risa es una manera de poner distancia a la vez que el espectador se involucra. Es un encontrarla, sin buscarla. “Yo no busco, encuentro”, decía Picasso, porque cuando querés controlar la risa, es imposible que surja.

AC: ¿Qué repercusiones viene teniendo el teatro Off Shore?

FA: ¡Muy buena! El boca a boca está funcionando, y eso para el teatro independiente es fundamental. Nosotros nos sentimos muy bien haciéndolo, y es un lugar de encuentro muy gratificante porque hay risa, emoción y dentro de una temática que nos atraviesa a todos. Es un lugar de resistencia que se viene multiplicando sábado a sábado.

DESTACADO: Este ciclo es un lugar de resistencia que se viene multiplicando sábado a sábado.

AC: ¿Cómo te inspiraste para escribir estos tres guiones?

FA: Me inspiré en el contexto actual. Si bien La Mili y Ágape fueron escritas en años anteriores, me inspiro mirando y observando el contexto que cada vez es más desgarrador. El artista va relacionando cosas dispersas del cotidiano y unificándolas en un hecho artístico. Me inspiro en la realidad, en lo que pasa, en lo que no entiendo, en lo que me duele y angustia de lo cotidiano, desde ahí escribo.

Estas tres obras tratan de los vínculos y hasta donde es posible vincularnos en este contexto desolador, cada vez más amenazante, donde el sistema invita a segmentarnos y a mirar al otro como si fuera un enemigo.

DESTACADO: Me inspiro en la realidad, en lo que pasa, en lo que no entiendo, en lo que me duele y angustia de lo cotidiano.

AC: Contanos brevemente sobre el elenco…

FA: Tengo que empezar a hablar de Juan Arena, actor, escritor, director, un inquieto que fue quien creó el teatro Off Shore. Nos contactó Fede Tombetti, quien sabía que yo había hecho varios ciclos de obras breves. Se sumó Pablo López a la producción ejecutiva y armamos la coordinación. Empezamos a hablar con colegas a quienes conocemos de otros proyectos. Así se incorporó Guillermo Parodi que actúa y dirige La Mili. A través de Juan conocí a Adrián Garavano que es un actor y director de la hostia, a Julia Pérez que es deliciosa y exquisita como actriz, muy joven y con un relieve y una textura impresionantes; a Julia Funari, tremenda actriz; a Juan Tzrenko, gran actor, groso, desopilante; a Patricio Bettini con quien ya veníamos trabajando juntos en el Vera Vera; a Lorena Szekely, impresionante y premiada hace poco. Todos con mucha experiencia, talento, garra y energía para llevar adelante este ciclo con pasión y amor.

AC: ¿Hasta cuándo se puede ver?

Nos pueden ver los sábados de octubre y noviembre 21.30 en Teatro El Piso, un lugar muy cálido donde también se puede comer y tomar algo. Es un espacio muy interesante, y la modalidad es a la gorra, cada uno aporta desde su lugar. Nos parecía importante que todos pudieran disfrutar este ciclo de obras breves Teatro Off Shore, Paraísos Teatrales. ¡Los esperamos!


Ficha técnica

Teatro El Piso (Hidalgo 878, CABA) / Funciones: Sábados 21:30hs / Entrada: A la Gorra.