Centro Cultural Recoleta

 Ya desde su fachada el Centro Cultural Recoleta invita al visitante a embarcarse en un recorrido en el que arte y praxis vital se imbrican a través de propuestas artísticas que plantean materiales alternativos para la creación artística, con recursos no ortodoxos, y soportes alternativos. Siempre colocando el espacio a disposición del espectador para que éste elija como experimentarlo.

 Las líneas entre arte con mayúscula y artes menores o aplicadas se desdibujan en una serie de muestras que proponen repensar el arte a partir de la reutilización de objetos cotidianos, de técnicas extra institucionales, tales como el estampado o el graffiti, y el uso de materiales no convencionales para la producción de la obra.

 Con Estampar el mundo, el espectador se encuentra ante una muestra de patterns (estampas o patrones) ilustrados que introducen al público en este universo que hoy en día irrumpe en la vida cotidiana cada vez más, desde objetos hasta empapelados. Estos patrones ilustrados se despliegan a lo largo de los muros de la sala 1 – Coworking; una sala preparada para que el visitante pueda sentarse a leer, escribir, o descansar sumergido en el contexto de las obras.

 Esta idea se continúa en la sala 2 – Coworking, también pensada para uso libre del público. Aquí, Puente – Historieta experimental de Argentina y Brasil acerca al asistente a una serie de viñetas que buscan la experimentación con nuevos medios gráficos, e investigaciones tanto en la plástica como en la narrativa.

 Por otro lado, El juguete rabioso es una propuesta que imagina objetos de uso cotidiano como los juguetes, pensados y realizados por artistas para ser expuestos. A diferencia de los creados por necesidades de mercado, estos juguetes pretenden interpelar y desafiar al jugador. Es así como surge la pregunta acerca de qué diferencia un objeto de uso cotidiano y una obra de arte.

 La reutilización de objetos cotidianos para la creación de obras se continúa en la muestra de Séverine Hubard El último apaga la luz. Aquí la artista trabaja con durmientes, fuegos artificiales y billetes de 100 pesos para evocar lo errático e incontrolable de la vida, re-construir una ciudad con deshechos de fin de fiesta y expresar la volatilidad que caracteriza la vida en Buenos Aires.

 La exploración con distintos medios artísticos persiste con la muestra de Patio de salvataje #3. Convocatoria de video arte y gif. En una sala a oscuras, cómodamente dispuesta con colchones en el piso el espectador se sumerge en un mundo de recopilación, acumulación y acopio de videos, cada uno, un universo imaginado diferente, que tienen en común la búsqueda de nuevas formas de pensar el videoarte.

PATIO SALVATAJE #3

PATIO SALVATAJE #3

 Finalmente, renombrados artistas del circuito del mural, grafiti, etc. intervienen los espacios comunitarios del Recoleta con Viral Mural. Es así que mediante una forma de expresión artística que hace hincapié en lo comunicacional y en la utilización del espacio público, se pone de relieve el carácter comunal de esta institución.

 De esta manera, la visita al Centro Cultural Recoleta invita a los concurrentes a repensar el arte; a preguntarse acerca de lo que hace que una obra sea arte, qué es lo que le otorga su estatus, cual es su relación con la vida cotidiana, pero además con qué materiales y técnicas se puede hacer arte y en qué espacios se puede encontrar.


Ficha Técnica

Centro Cultural Recoleta

Dirección: Junín 1930, CABA.

Horarios: Lunes, cerrado. Martes a viernes de 13:30 a 22 hs. sábados, domingos y feriados de 11:15 a 22hs.

Entrada: gratuita

Dirección de correo electrónico: info.ccr@buenosaires.gob.ar

Facebook: Centro Cultural Recoleta

Twitter: @ElRecoleta

Instagram: elrecoleta