Carlos Alonso: Pintura y memoria

 Pintor mendocino de 90 años, Carlos Alonso presenta su obra como un prisma a través del cual pensar la realidad y la historia argentinas. En la muestra Pintura y Memoria su obra es abordada a partir de dos ejes temáticos.

 El primero de ellos, Pintura y tradición, consiste en un conjunto de obras que hacen referencia a grandes maestros de la pintura argentina y universal. Aquí encontramos retratos de Gustave Courbet, Vincent van Gogh y Lino Enea Spilimbergo, así como citas a algunas de las obras más importantes de estos artistas, por ejemplo, “Zapatos Viejos” de van Gogh o “La Habitación” de van Gogh en Arlés, además de la obra “Sin pan y sin trabajo” de Ernesto de la Cárcova.

 En el segundo eje, Realidad y memoria Alonso plasma la violencia que marca la historia reciente de Argentina, signada por las dictaduras. Este tema tocó muy personalmente al artista ya que en 1977 su hija Paloma de 21 años es desaparecida por la dictadura.

 A lo largo de estos ejes se pueden encontrar ciertos elementos recurrentes que permean la obra de Alonso. En primer lugar se puede hablar de la referencia o la cita a grandes artistas y obras de la historia del arte, particularmente en los retratos que conforman el eje Pintura y tradición. No obstante, este elemento a su vez reaparece también en la obra que tiene un tono más político, a saber, la obra “Sin pan y con trabajo” que referencia la pintura de Ernesto de la Cárcova. Del mismo modo, hay una alusión a la “Lección de anatomía” de Rembrandt en la obra homónima que retrata la muerte de Ernesto Che Guevara y cuya composición es, al mismo tiempo, una referencia a la afamada fotografía de Freddy Alborta.

 En segundo lugar, se puede hablar de la presencia constante de la representación del cuerpo, de la carne. Específicamente el paralelo que Alonso traza entre la carne de res y la carne humana en alusión a la crueldad a la que fueron sujetos los argentinos durante la dictadura. Pero, además el dolor y sufrimiento puede encontrarse en el eje Pintura y Tradición, ya que a la hora de retratar a estos grandes artistas Alonso elige hacerlo como cuerpos sufrientes, víctimas del dolor.

 Por último, cabe mencionar dos cuestiones referentes a ciertos aspectos plásticos en la producción de Alonso. Por un lado la preeminencia otorgada a la línea a lo largo de todas las obras, testimonio de su oficio como ilustrador y medio con el cual el artista inició su carrera y que va a repercutir en toda su producción. Y por otro lado, la fidelidad a la pintura en un contexto histórico en el cual muchos artistas planteaban el abandono de la misma para abocarse a la búsqueda de otros medios plásticos que les permitieran explorar otros tipos de expresión. Sin embargo, Alonso eligió seguir trabajando con la pintura combinándola con otros medios, como el collage o las instalaciones. Un ejemplo de esto es la obra “Manos Anónimas” que fue reconstruida especialmente para esta muestra a partir de fotografías del archivo privado del artista.

 Es así que esta muestra retrospectiva de Carlos Alonso nos propone hacer un recorrido de su obra poniendo de relieve su figura dentro de la historia argentina y presentando la imagen del artista involucrado en el contexto político y sociocultural que lo representa a fin de denunciar y protestar contra esa realidad, así como atestiguarla.


Ficha técnica

Museo: Museo Nacional de Bellas Artes.

Dirección: Av. del Libertador 1473. Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Curaduría: Florencia Galesio, Pablo De Monte.

Duración: 12/04 – 14/07.

Horarios: Martes a Viernes de 11hs a 20hs. Sábados y Domingos de 10hsa 20hs.

Entrada: residentes en Argentina: entrada gratuita. Extranjeros: $200. Exposiciones temporarias: $100.

Dirección de correo electrónico: info@mnba.gob.ar

Facebook: MNBAArgentina

Instragram: @bellasartesargentina

Twitter: @BellasArtesAR